jueves, 19 de enero de 2012

Merece la pena

Si algo tengo claro tras un año y pico de lucha por conseguir participar en la creación de un cómic, es que lo mejor (como casi siempre) es el viaje. Y para muestra, un botón.

En el pasado Encuentro del Cómic y la Ilustración de Sevilla, secuestramos a Juan "El Torres" la noche del viernes (aunque lo llevamos hasta su habitación del hotel consiguió zafarse de nosotros y hacerse fuerte en el baño, y demostrando una capacidad de negociación sin parangón nos convenció de que no abusásemos de su amabilidad a cambio de algunos ejemplares de Nancy in the Hell, Drums y El bosque de los Suicidas).

Tras la negociación, lo llevamos a "El Dragón Verde" a tratar de emborracharlo, y estábamos constatando que su cuerpo de boxeador era capaz de tumbarnos a los tres (Search, O'Connor y el que suscribe), y llevarse por delante a otros amigos que acudieron a la cita (El Jardinero Fiel, El Aromático Barón Dandi y la Subprime Consorte, para más señas), cuando apareció el gran Roger Bonet tras una aventura de viaje desde Barcelona que otro día contaremos, porque tiene miga.

Venía acompañado de un joven que no tenía la suerte de conocer, pero que resultó ser Diego Pérez Galindo. Si no sabéis quién es, visitad su blog, por favor (http://comicsbygalindo.blogspot.com). Y llorad.

Pues algo después, me desayuno viendo en el CaraLibro que éste muchacho ha hecho lo siguiente: